Jet Lag, los efectos de Viajar en Avión.

Portada

¿Alguna vez has hecho un viaje largo? Esta semana quisiera comentarles sobre algo que le pasa a todo quien se embarca en un avión durante varias horas. Sigue leyendo para descubrir qué sucede con el cuerpo humano cuando lo expones a esta situación.

El tema de este artículo trata sobre el Jet Lag. Seguramente te estés preguntando: ¿Y eso con qué se come? Bueno, no es más que el término por el cuál se le conoce a una condición en la que el reloj interno del cuerpo se encuentra desfasado con respecto al momento del día en el que realmente estás. O dicho más sencillo: tu cuerpo podría creer que es de noche cuando es de día, o viceversa.

A este desequilibrio también se le conoce como: “síndrome del cambio rápido de zona horaria, síndrome transoceánico, descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios” (wikipedia)

Realmente, no es algo de lo que debas preocuparte demasiado. Veamos de qué se trata: En primer lugar, la clave para entender todo esto, es que somos seres solares, es decir: nuestra vida está gobernada en gran medida por el astro rey. De tal manera, y en condiciones normales, nuestro inconsciente sabe cuándo esperar tanto la luz del día, como la  ausencia de la misma.

Así como mencioné anteriormente, tenemos una especie de reloj interno que controla nuestros ciclos de sueño y vigilia. Ese mismo reloj está sincronizado con el día y la noche. Pero cuando hacemos un viaje largo, lo que puede ser 8 horas o más, se pierde esta sincronía debido a que estamos atravesando varios husos horarios y se produce una diferencia entre lo que el cerebro ve y lo que espera.

Huso Horario
Husos Horarios. Imagen de es.wikipedia.org

En este sentido, una de las afecciones más comunes producidas por el Jet Lag, es el insomnio. Claro, recuerda que para tu cuerpo es de día, por lo que no debes extrañarte si no puedes dormir durante la noche. Otro de los síntomas que podrías desarrollar son: La somnolencia (caso contrario al ejemplo anterior), los mareos o náuseas. Y en general, la reducción de las facultades físicas y mentales. Como cada persona es diferente, la manera en que reaccione cada quién ante el mismo estimulo, va a ser igualmente distinta.

A pesar que, sufrir estos síntomas es inevitable; la buena noticia es que podemos hacer algo para minimizar sus efectos. He aquí algunas recomendaciones:

  • Duerme todo lo que puedas. Antes y durante el vuelo, lo mejor es estar bien descansado
  • Evita la cafeína. Es conocido que ésta tiene el efecto de mantener despierto a quien la consuma. Está presente en el café y los refrescos, por ejemplo.
  • Evita el alcohol. Así tendrás que ir menos al baño y podrás dormir con tranquilidad.
  • Cuando llegues a destino. Descansa, especialmente si es de noche
  • Consulta al médico. Sobretodo si estás bajo alguna medicación que requiera ser tomada a una hora determinada del día. O si tienes dudas simplemente.

Es importante recordar que, los efectos del Jet Lag se sienten más cuando viajas de Este a Oeste (o en sentido contrario) que si viajas de Norte a Sur. Puesto que en este último caso, te estarías moviendo dentro de la misma zona horaria, o harías pocos cambios. Recuerda que los síntomas pasarán gradualmente. Aún así, sigue estas recomendaciones para que tu viaje sea lo más placentero posible.

Espero te guste la información y te sea útil también. Recuerda dejarme tu comentario en la casilla de abajo, darle Me Gusta y compartir el artículo. ¡Hasta el próximo post!


 

Te recomiendo también:

Buenos Aires en dos Dicen días (primera día)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s